¿Qué entendemos cuando hablamos de liderazgo? ¿En qué medida cada persona define el significado de esa palabra y cómo afecta la manera como ejercemos u otorgamos posiciones de liderazgo? En este post exploramos algunos de los conceptos que encontramos más relevantes para su ejercicio y entendimiento.

En esta ocasión, hablaremos de:

Empecemos mirando un clásico ejemplo de liderazgo en este video producido para Lead India, en donde encontramos una situación clara de adversidad en la que aparentemente no hay una solución hasta que una persona decide hacer algo al respecto.

Obviamente, la historia es narrada con cierto grado de exageración y dramatismo (la lluvia torrencial, la edad del niño, la forma como el cielo se despeja y da paso a un sol radiante, etc.) que hasta podría resultar empalagoso.

Sin embargo, podemos identificar ciertos elementos clave: por un lado, tenemos el problema que afecta a varias personas, que a su vez esperan que la solución sea provista por una figura de autoridad ausente; tenemos también al líder, el niño que decide hacer algo al respecto, y a sus primeros seguidores, quienes validan su posición de liderazgo al unirse a su causa; finalmente tenemos el trabajo en equipo con el que se logra eliminar el obstáculo que afectaba a todos.

Dicho esto, y tratándose de un comercial, es fácil asumir que es improbable encontrar una situación similar en la vida real… O tal vez no.

Veamos qué sucede cuando alguien en el Sasquatch Festival en la ciudad de George, Washington, en el 2009, decide divertirse como si nadie lo pudiera ver:

Tal vez no resulte evidente, pero en esta situación encontramos los mismos elementos que en el video de Lead India.

Empezamos con un contexto en el que se encuentran inmersos varios individuos, pero, a diferencia del comercial, en lugar de un problema, este grupo de personas se encuentra frente a una oportunidad: la de disfrutar del festival aún más.

Analicemos la situación en detalle:

Screen Shot 2017-01-26 at 9.56.32 PM.png

Empezamos con un solo individuo bailando. Inicialmente, puede parecer que está haciendo el ridículo.

Screen Shot 2017-01-26 at 9.57.03 PM.png

Minutos después, se acerca el primer seguidor, quien, al igual que los niños en el video anterior, valida la conducta del líder y la hace legítima como ejemplo a seguir.

Al mismo tiempo, el líder acepta al seguidor y le enseña qué debe hacer. El seguidor, entonces, es quien atrae a más seguidores…

…Y de pronto tenemos un efecto de bola de nieve que termina congregando a una gran multitud dispuesta seguir bailando.

Entonces, ¿qué podemos aprender de estas dos situaciones?

El liderazgo en un fenómeno social

Sirve a un propósito común.

Emerge en un contexto determinado, común a varios individuos.

Los seguidores son tan importantes como aquellos que lideran para transformar una iniciativa en un movimiento.

Una vez iniciado, para mantenerse, el movimiento requiere un sistema de asignación legítima de autoridad y responsabilidad y da lugar a estructuras y jerarquías que le dan orden.

Pero también es una condición personal

Aquellos que lideran deben estar, por encima de todo, dispuestos a asumir el riesgo, sea de iniciar un movimiento o de trabajar por su continuidad.

Eso implica que el líder debe tener un alto nivel de conexión con los otros y sus necesidades.

Debe tener también la disposición para estar a su servicio.

Y la capacidad para comunicarse adecuadamente con ellos para ejercer un liderazgo efectivo.

Finalmente, o tal vez antes que todo, el líder debe ser capaz de reconocer cuándo es que su liderazgo es necesario y cuándo su rol debe ser el de seguir a otros.

Comunicación y liderazgo

El vínculo entre la condición personal de estar dispuesto a asumir un riesgo alto por el bien común y su capacidad de influir en un movimiento social depende de la habilidad del líder para comunicarse con los otros y transmitir su mensaje de una forma que inspire a la participación.

Según Simon Sinek, lo más importante en ese sentido, no es detallar qué es lo que se hará o cómo, sino por qué. El propósito es la clave para la persuasión.

Si logramos comunicar por qué hacemos lo que hacemos y qué nos motiva a buscar un cambio, tendremos más posibilidades de convencer a otros de unirse a nuestra causa.

Simon-Sinek-2009

El liderazgo cambia según el contexto

Al ejercerse en un contexto determinado y en relación directa con las circunstancias de un grupo de individuos, el liderazgo debe adaptarse a los cambios que estos sufran.

Las startups exitosas pronto encuentran que el estilo de liderazgo que las ayudó a destacar en su lanzamiento resulta contraproducente cuando llegan a un estado de madurez y ya no son los disruptores del mercado sino los jugadores dominantes.

Del mismo modo, una revolución se convierte en el régimen opresor cuando su prioridad es mantenerse en el poder a como dé lugar, ignorando las necesidades actuales de aquellos a quienes pretendían liberar.

El liderazgo, finalmente, es una elección que hacemos como individuos y como sociedad y no debemos darlo nunca por sentado.

Esa elección es, a su vez y en ambos niveles, un privilegio que debemos ejercer responsablemente.

“Earn your leadership every day.” –Michael Jordan

¿Cuál ha sido tu experiencia como líder?

¿Puedes identificar los aspectos sociales y personales que te llevaron a asumir esa posición?

Deja un comentario